Datos personales

Mi foto

Nací en La Laguna, Pcia. de Córdoba soy la número cuatro de 8 hermanos. Crecí en el campo , me gusta mucho la naturaleza.

Licenciada en Letras en la UNC , me especialicé en la Enseñanza de la Lengua y la Literatura, soy amante del arte en general, aún creo que un mundo mejor es posible.

OTRA TEXTURA DE TIEMPO ES POSIBLE

Este blog surge en el marco de la Diplomatura de Flacso en donde comparto con mis colegas un espacio de aprendizaje y reflexión. Este espacio se irá poblando paulatinamente . Espero compartir y debatir temáticas comunes y establecer los vínculos necesarios para lograr un mundo mejor cada día



9 de junio de 2009

Santa Rosa de Calamuchita


El cuento esperado

“Bienvenido Marciano”

A las ocho en punto de la mañana del día Sábado 16 de Septiembre de 2000 una nave experimental proveniente de Marte aterriza en la ciudad de Tinoco en la provincia de Córdoba. Aprovecha para el aterrizaje un llano junto al río.
A los fines de recolectar material e información terrestre un equipo de científicos marcianos desciende de la nave para explorar el lugar durante tres horas. Cada uno de ellos posee un objetivo preciso.
Por una confusión que llevaría mucho tiempo explicar, uno de los científicos marcianos trasmuta en el cuerpo de un habitante de la mencionada ciudad. Ahora tiene la apariencia física de Bienvenido Chávez y se encuentra solo en una habitación de la casa la familia Chávez.
Lo sorprendente es que el verdadero Bienvenido Chávez, aún permanece en su cuerpo sólo que compactado en su talón sin tener en absoluto dominio de sus movimientos, ni siquiera puede hacerse oír, limitándose a padecer semejante invasión.
El marciano por ser marciano, desconoce todo, absolutamente todo, lo relacionado al planeta Tierra. En Marte recibió un aprendizaje básico del idioma propio de los nativos de la región a explorar.

Claro está que ni a Bienvenido le gusta que lo invadan de tal forma ni al marciano le queda cómoda la natural apariencia humana.

En lo único en que sí están de acuerdo es en que necesitan con urgencia y por razones vitales resolver este problema y no pudiendo hacerlo solos, requieren de algún voluntario que se ofrezca a prestarles una mano, tal vez las dos, unas cuantas neuronas y por qué no algo de imaginación.


Atentos lectores, si deciden acudir al pedido de estas dos pobres existencias continúen la lectura. De lo contrario pueden cerrar esta pantalla y seguir tranquilos, sin complicaciones extraterrestres, vuestras vidas.
Advertencia: Ambas opciones poseen riesgos que sólo ustedes pueden evaluar.


Estos sí que son lectores. Veamos ahora cómo sigue la historia y qué papel les toca representar.


Ha transcurrido una hora desde el aterrizaje de la nave, lo que nos indica que al marciano le quedan sólo 120 minutos para salir del cuerpo de Bienvenido y regresar al lugar donde se encuentra la nave. Si no lo logra, ésta partirá dejándolo varado en el cuerpo de un ser extraño en medio de la Tierra.

Para colmo, éste no es un marciano cualquiera, es un reconocido científico a quien se le encomendó una importante misión exploratoria en el planeta Tierra. Contar con los resultados de dicha exploración es el único pasaporte de vuelta que le será exigido.

Importante: la nave no puede alterar su ruta de viaje ya que ha sido programada en Marte antes de la partida por expertos ingenieros.

Al marciano se le encomendó recorrer Tinoco, registrar todo detalle sorprendente y efectuar una descripción lo más detallada posible de la ciudad.

La cosa es que con todo este lío corpóreo, el científico marciano no tuvo tiempo de observar nada, ni de registrar, menos que menos de ponerse a describir.

Coincidentemente, Bienvenido se encuentra atrapado en su propio cuerpo y sólo puede recordar el encuentro, tan buscado y esperado, que se dignara a concederle después de quince años de ruegos y ruegos la mujer que desde la infancia le quita el sueño. La cita fijada y confirmada por él mismo, debía tener lugar en la puerta de la iglesia, a las 8:50 de la mañana de este mismísimo sábado, minutos antes de que comenzara la misa. Bienvenido tenía pensado llegar a las puertas de la iglesia con un traje de su abuelo y un ramo de rosas blancas que él mismo cortara del jardín de una tía casamentera. Sin embargo, ese mismísimo sábado - por qué no otro día, un lunes cualquiera de esos que nadie quisiera recordar - cincuenta minutos antes de la cita un marciano tuvo la feliz idea de aterrizar en su cuerpo y a partir de ese instante Bienvenido empezó a temer que la mujer de sus sueños viva para vestir santos y él para maldecir marcianos.


Arriesgados lectores, si aún persisten en la idea de ayudar a nuestros personajes, deberán llevar a cabo dos misiones de extrema peligrosidad. A saber:

. Por un lado, deberán ayudar al marciano a cumplir con su cometido sin el cual no podrá regresar a su planeta natal. Para ello tendrán que ingeniárselas para efectuar una descripción de la ciudad de Tinoco lo más precisa posible. En la caja mágica encontrarán datos que pueden ser de mucha ayuda.


. Por otro lado, Bienvenido necesita, con mucha urgencia, de una mente amiga que se las ingenie para redactar una carta a su amada en donde se le explique las razones por las cuales él la dejó plantada. Nada de mentiras increíbles pero tampoco una verdad que no se la crea nadie. Bienvenido solicita, de ser posible, que la carta lleve su nombre y que sea un tanto romántica. De ustedes depende la suerte de su corazón enamorado. La caja mágica posee los materiales necesarios para llevar a cabo este objetivo. No se olviden de nada.


Suerte con la misión, amigos, y no se acobarden que esto es sólo para valientes.



















Ya superaron la primer prueba y se recibieron de románticos escribientes e ingeniosos investigadores lo que indica que pueden continuar la historia. Veamos cómo sigue la cosa.


Bienvenido continua relegado a ocupar el reducido espacio que abarca su talón, no sabe cuánto tiempo más podrá aguantar, pero esto es una pequeñez comparado con el problema que tenemos si pensamos que ese cuerpo sólo responde a las órdenes del marciano y, como ya lo señalamos, éste desconoce casi todo lo relacionado con el planeta Tierra. Cada vez le queda menos tiempo y, si bien, ya tiene resuelta su misión (gracias a ustedes) aún le falta llegar a la nave. Lo que representa una prueba difícil de superar.

Según dijimos, nuestro personaje se encuentra en una habitación de la casa de la familia Chávez. La cosa es que la vivienda está cerrada con llave y la llave yace en un cajón con otros elementos: una pinza de depilar, un pequeño espejo de manos, un a hebilla para el pelo, etc.

En la casa hay un teléfono que, por suerte, tiene fax. Sólo hace falta que suene.....





Valerosos lectores, si aún persisten en la idea de ayudar al marciano deberán: confeccionar un instructivo con los pasos que él deberá seguir para salir de la casa y llegar hasta la nave. Lo que implica:
. realizar una definición lo más precisa posible para el concepto “llave” de modo tal que el marciano pueda distinguir este elemento de los otros que se encuentran en el cajón,
. explicarle detalladamente cómo se utiliza la llave de modo que pueda abrir la puerta,
. conseguir un mapa de la ciudad y guiar al marciano hasta la nave.


? Finalmente, deberán hacer llegar el instructivo al marciano para lo cual tienen que averiguar ¿qué cosa? La caja mágica puede ser de gran ayuda, no lo olviden.
¿Lo lograrán?
Nada mejor que un lector comprometido con su misión. Sin vuestra valiosa colaboración esta historia no hubiese ni siquiera comenzado.
Sin embargo.....




Bienvenido Marciano se encuentra muy cerca de la nave marciana. Los científicos van llegando uno a uno, y se preparan para el ingreso.

Nuestro personaje está escondido detrás de un sauce llorón, las cosas han venido saliendo bastante bien. Tiene en sus manos una descripción de la ciudad que sorprenderá a los ciudadólogos de Marte, por eso no hay que temer. Tampoco por la suerte del amor de Bienvenido quien no ve las horas de regresar cada parte suya a su sitio original y volver a tener el control de su cuerpo. Así podrá planear una estrategia para chocar con su amada en una vereda cualquiera.

La cosa está en que Bienvenido Marciano no puede ser visto por el resto de la tripulación, dado que, en apariencias, es un ser humano, si lo descubrieran lo más seguro sería la muerte o tal vez el encierro. Porque ¿Quién le creería que es un marciano vestido de humano? Además, si se diera que le creen ¿Qué suerte correría Bienvenido Chávez si la nave despega del planeta Tierra llevándoselo a él comprimido en su propio cuerpo? Algo hay que hacer. Y rápido, no queda mucho tiempo.



Arriesgados lectores, ha llegado el momento de entrar nuevamente en escena. En principio, sosteníamos que el fenómeno acaecido entre estos dos seres era una trasmutación. Sin embargo, estamos en condiciones de arriesgar, que nos encontramos en presencia de un hechizo efectuado por un espíritu picarón. Según el consejo de una célebre curandera de la ciudad, la única alternativa posible para lograr que estos dos seres regresen a su estado original es apelar a una fórmula mágica que rompa el encantamiento. Esta viejecita mencionó que se necesitaban palabras sin tiempo o algo así. ¿Se animan a crear un lenguaje capaz de romper con un hechizo?
Eso sí, ahora la magia la van a tener que poner ustedes.


A las diez horas, cincuenta y ocho minutos del día Sábado 16 de Septiembre y faltando dos minutos para que la puerta de la nave se cerrara definitivamente, el científico marciano logró ingresar llevando en sus manos un documento que probaba que su misión había sido cumplida. Nunca nadie, dentro de la comunidad científica marciana, se enteraría quiénes habían sido los verdaderos autores del mismo.


Minutos después, Bienvenido Chávez regresaba a su casa, con la libertad de saberse absolutamente dueño de sus movimientos. Había vivido una experiencia difícil de creer, por lo que tenía pensado mantenerla en secreto. Estaba seguro de que nadie había notado su rara presencia durante las tres horas que durara la invasión. Claro que ya nada era lo mismo, de alguna forma algo en él había cambiado para siempre........


Lo que ninguno de los dos sabía era que en el momento de la partida, oculto entre unos matorrales, se encontraba atento a todos los movimientos un periodista del diario local quien, tras tomar unas cuantas fotografías de la escena, corrió directo a su oficina para redactar la nota. De aquí a la fama – pensaba mientras preparaba el material. Al otro día la expedición marciana pasaría a ser una primicia nacional y Bienvenido Chávez caería, nuevamente, en una nueva invasión. Pero esa es otra historia, que aún no comenzó ¿O sí?



Para ir cerrando, se animan a escribir los posibles titulares para esta noticia de acuerdo a los distintos diarios en que pudiera aparecer.
Ana Carla Slek
Córdoba - Argentina
Todos los derechos reservados

Seguidores

Archivo del blog

Julio Cortázar por Julio Cortázar

">

Buscar este blog